sábado, 9 de diciembre de 2017

Mi cuento de Dione

Feliz Navidad, seguidores míos! Inauguramos las fechas festivas en el blog por fin. Esperemos que lo que queda de año nos sorprenda de cosas buenas y que el nuevo año más aún. Para celebrarlo vamos a presentar un libro que estamos leyendo en el Club de Lectura "Las Lunas del Reino" (visítalo aquí), pero presentarlo de una forma distinta, ahora veréis. El libro en cuestión es El Cuento de Dione. Ciencia Ficción y mucho más. ¡Adelante!

¿De qué va eso de una presentación especial? Fácil. Voy a describir el espacio exterior con ayuda de una ilustración de una nave cuyo nombre le he puesto yo. La nave se llama Oria, y es la que veis abajo. ¿Preparados? ¡Despegamos!


Nuestro destino es Ivette-3, un planeta a 104.385 años luz del planeta en el que nos encontrábamos antes de embarcar en Oria. Digo nuestro porque no voy sola. Me acompaña Luka, esa persona que encontré después de perder la fé en encontrar a alguien como yo. Alguien que ama más estar en el espacio exterior que en tierra firme. Aún puedo sentir como mis tripas se retuercen de los nervios esperando a llegar al nuevo mundo al que nos dirigimos, y eso que  no hace precisamente poco desde que despegamos. ¿Qué vamos a encontrar? Todavía no lo sabemos, y sin embargo, ambos sabemos que será algo peculiar. Ivette-3 es un planeta acabado de descubrir, y nosotros vamos a descifrar qué esconde. 

Me dispongo a salir de mi camarote para dirigirme al punto de encuentro con Luka, aún tenemos cosas que concretar. ¡Ay qué susto! Justo abro la puerta y me encuentro a Gotzon, nuestra mascota-robot, que con su movimiento de cola metálica alegra a todo el mundo. Escucho la voz de Oria avisándome de que es hora de desayunar, siempre tan puntual. «Pero Ada, si tú misma la programaste» pienso. Oria es una nave construida por la empresa a la que pertenecemos para hacer justo a lo que vamos a Ivette-3, expediciones. Su motor es pionero en velocidad, lo que más necesitamos, y todo gracias a un motor cuya cámara de combustión no necesita gran volumen de combustible para producir gran cantidad de energía. Además, su estructura exterior le permite avanzar tres veces más rápido de lo que avanzaría con una forma estándar. Lo que resulta menor gasto de carburante en menos de la mitad de tiempo. Lo que más me gusta de ella es su clima, si puede decirse así, siempre tan calentita que me quedaría en ella de por vida.

Casi al llegar al comedor, donde había quedado con Luka, Oria me avisa con su dulce voz de algo importante: "Luka te necesita en la cabina de mando". Tras escuchar eso no puedo evitar salir corriendo a buscarle. Parece que algo se dirige a la nave, y no parece algo bueno justamente. Si le sumamos a mi ímpetu por saber qué pasa, que Oria empieza a hacer preguntas sobre qué debe hacer, yo empiezo a delirar. La sospecha de Luka me hace pensar que tiene razón. Parece ser que alguien supo del descubrimiento de Ivette-3 y cree que puede tener nuevos materiales útiles, o materiales que estén en extinción. ¡Mis nervios aumentan! No me creo que esto esté pasando. 

—Ada, nos están atacando.

Hasta aquí la descripción. Si quieres leer más sobre ella, déjamelo en comentarios y será todo una orden. ¡Muchas gracias por leerme!

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Llevar o no llevar sujetador, esa es la cuestión

Llevar o no llevar sujetador es la cuestión. Llevo planteándome esta dura decisión durante bastante tiempo. Todo empezó porque empecé a sentir incomodad al dormir, poco a poco me resultaba más molesto, incluso llegaba a casa casi arrancándome el sujetador. Y por último, ya es que sentía el aro debajo del pecho constantemente. Por eso decidí no usarlo por una temporada y comprobar yo misma los resultados. Mi principal miedo por entonces era lo que pudiera pensar la gente, incluso personas de mi propia familia, por el hecho de que se notara el pezón. Mi miedo a "la gravedad" no existía ni existirá nunca, porque no tengo un tamaño de pecho con el que me sienta incómoda por eso. Ya llevo como dos semanas en ello y hay bastantes cosas destacables. Pero, vamos por partes.


En los últimos tiempos ha surgido el fenómeno braless, un movimiento de revindicación por parte de algunas famosas como Rihanna y Selena Gómez, que consiste en vestir sin sujetador para demostrar que la mujer no tiene que ir tapada por obligación. En mi caso, no ha sido por ese motivo en especial, sin embargo, lo veo muy necesario para mostrar que, que se note el pezón no debería ser algo escandaloso y propio de alguien que se pueda considerar como una "guarra"; y además, para mostrar también que deberíamos usar sujetador quienes queramos, y no por una imposición de esta sociedad. A muchos hombres se les nota  cuando usan ropa ajustada y no pasa absolutamente nada, ¿por qué a nosotras sí? Dios, es sólo un pezón, no un ataque zombie. Destacar en primer lugar, la mala visión entre la población femenina. Otra vez estamos con la falta de sororidad. Y en segundo lugar, o bien los tíos que piensan que es una falta de respeto por no decir una barbaridad, o los que se creen que tu cara se ha trasladado a la zona del pecho. Claro que sí, caballero. No veo mal que se piense que no está bien enseñar el pecho, pero si se piensa eso, lo lógico es que se aplique a todos los géneros. Lo lógico.

Después está el miedo de las mujeres a que se les caiga el pecho, cosa que me parece un invento bastante grande de la mente actual (hablo en general, a veces es recomendable utilizar sujetador por temas anatómicos). Parece que la perfección y una tía con las dos tetas bien puestas tiene que llevar el escote justo debajo de la barbilla, ¿os parece real? Porque a mí no. Y esto solo hace crear estereotipos que buscamos conseguir, alejándose de cómo en realidad somos. Quizás por no llevar sujetador, sí que la gravedad haga su efecto un poco, pero... ¿y qué? ¿qué importa? De nuevo, la sociedad imponiéndonos cosas, qué raro.

Como decía, he estado prescindiendo del sujetador unas semanas. Al principio me molestaba en buscar prendas con las que no se notara la forma del pecho sin sujetador y los pezones, y ahora más bien, elijo la prenda más cómoda. En los primeros días aún no había llegado el frío, y hacía un poco de calor, por eso me quité el jersey que llevaba y me quedé con solo una camiseta fina. El resultado fue que no noté a nadie mirarme especialmente, excepto a un chico al que se le iban los ojos... Sinceramente, ya me da igual si me miran o no. Yo he elegido no llevar sujetador (por ahora, al menos) por comodidad y por sentirme mejor conmigo misma, y no lo va a arruinar nadie.

He buscado en internet algunos trucos para que no se note que no llevamos sujetador, pero he reflexionado sobre esto y sigo diciendo: ¿qué mas da? Mi opinión es que cada una debería hacer lo que mejor vea para ella, cómo se sienta más a gusto con su cuerpo y ella misma. Y también pienso que lo que cada una elija debería ser respetado, entre nosotras y entre toda la sociedad -aunque desgraciadamente no es así-.

Respecto al tema de si voy a volver a utilizar sujetador o no: no lo sé. Quiero probar con alguno sin aros y que me siente bien. Pero no voy a decidirlo ahora. ¿Qué mas da?

sábado, 2 de diciembre de 2017

Otra vuelta de tuerca de Henry James

TÍTULO: Otra vuelta de tuerca
AUTOR: Henry James
EDITORIAL: Anaya
GÉNERO: Terror, misterio, suspense
PÁGINAS: 197
PRECIO: 8,33€ papel | 0,47€ digital
SINOPSIS: Una joven inglesa llega a una vieja mansión en el campo para encargarse de la educación de un niño y de una niña que han quedado huérfanos. Poco tiempo después de su llegada, descubre que los niños reciben periódicas " visitas " de sus antiguos preceptores, un hombre y una mujer muertos un año atrás. La institutriz, horrorizada, decide hacer lo posible para defender a los niños, cuya custodia se le había encomendado, y trata de interponerse entre ellos y los fantasmas. Con esta historia, aparentemente tan sencilla, Henry James logró realmente el " más difícil todavía " : dar otra vuelta a esa " tuerca " que hay escondida en todo relato de terror.
Este otoño-invierno se me apetece darle caña al género de terror, y al tenerlo tan precioso en la estantería tenía que leerlo sí o sí.

Una joven llega a cuidar a dos niños huérfanos que quedan a cargo de su tío, y en ella recae la responsabilidad de educarlos. El tío de los niños le pide por favor que no lo moleste, deberá ella sola tomar todas las decisiones que vea más adecuadas. Desde el principio -primera letra-, Henry James ya nos sorprende con un halo de misterio y suspense que derrocha estilo gótico. La pequeña de los pupilos se llama Flora, y es una chiquilla inteligente y amorosa -a ratos-. El chico se llama Miles, y tiene una educación que sorprende a la joven desde el primer momento. Entre los dos forman un dúo bastante curioso, pues parece que son angelitos del cielo, cosa que no deja indiferente a su cuidadora. Luego está la señora Grose, una mujer ya mayor que le tiene muchísimo cariño a los pequeños y es quien va a ir desvelando misterios poco a poco a la joven inglesa. Desgraciadamente -o no tan desgraciadamente, porque sino no habría libro-, pronto ocurren cosas típicas de un libro de terror. ¡Y cuidado porque tiene telita! 


Creo que no hay ningún personaje que no me haya encajado con la historia. Cada uno tiene una personalidad diferente y con profundidad. La historia se conoce por los ojos de la joven que cuida a los niños, y sin embargo, a partir de ella se puede saber cuáles son los sentimientos de los demás, como la señora Grose o los dos niños. El autor sabe describir perfectamente la agonía, miedo, terror, y todos los sentimientos que se os ocurran. De hecho, muchas veces lo he pasado bastante mal. La edición que yo tengo (la que sale arriba), tiene algunas ilustraciones, y una en concreto me dio bastante sustito

El ambiente gótico derrocha por todas las páginas. Se habla de la muerte en numerosas ocasiones, lo que es propio del género de terror de esa época. Desde el principio se alude a ella con bastantes personajes. Si te gusta todo esto, este sí es tu libro. Tiene muchos giros argumentales, en los que piensas una cosa y termina siendo todo lo contrario, algo que me ha parecido que está escrito magníficamente. 

Destacar la relación entre la muchacha y los niños. Una relación tan especial desde el primer momento que me ha parecido precioso. De hecho, la joven pasa tiempo con ellos como forma de escape y relajación, es algo que le hace realmente feliz; y a los niños también.

El final es lo que más viene con el nombre. Es una vuelta de tuerca que aprieta todos los sentidos. Te deja como "OMG, lo estoy flipando" y con una sensación de "ahora qué hago con mi vida" impresionante. Aún me sigue haciendo pensar. La edición que yo tengo trae un capítulo de más escrito por Ana Isabel Conejo donde da una versión del final bastante lógica y que me ha gustado mucho, así que no ha sido tan punto y final.


Recomendado para todos los amantes del terror y de aquellos a los que les gusta quedarse un rato con el sabor en la boca.

martes, 21 de noviembre de 2017

Reseña: Los nietos de Dios


TÍTULO: Los Nietos de Dios
AUTOR: Ager Aguirre
EDITORIAL: Círculo Rojo
GÉNERO: Aventura, historia (real y ficticia)
PÁGINAS: 432
PRECIO: 13,25€ papel | 2,99€ digital
SINOPSIS:  Tras vivir el terremoto de San Francisco de Abril de 1906 el empresario José Calderón encuentra una misteriosa piedra y descubre que puede cambiar el destino de la humanidad y todas sus creencias sobre su origen. La difícil situación de España y un revés personal le obligan a posponer sus investigaciones.
Cien años más tarde el escritor Gaizka Juaresti y la brokér bursátil Naiara Salazar retoman una búsqueda que cambiará sus vidas y puede que las nuestras en una aventura llena de misterio, de pistas a seguir que nos harán adentrarnos en descubrir de dónde venimos y hacia dónde va encaminado nuestro futuro. Una búsqueda que nos arrastrará por desiertos, selvas o las siempre concurridas calles de Bilbao y Granada.
Una historia en el que una «humanidad» anterior a la nuestra comete los mismos errores que nosotros. ¿Estás preparad@ para descubrir nuestro origen? ¿Podrás cambiar nuestro destino?
En numerosas ocasiones dejamos libros o no disfrutamos tanto algunos de ellos porque no los leemos en el momento precioso, y sin embargo, Los Nietos de Dios ha llegado a mi vida justo cuando tenía que llegar.

Se trata de un libro de aventuras con toques de historia, tanto real como ficticia. Existen tres hilos narrativos principales a través de los cuales vamos conociendo la historia que tenemos hoy en manos. El primero de ellos llega a nuestros ojos -digo ojos porque es mediante la lectura- por medio de una aventura que José Calderón (año 1906) vive con su primo Juan. José es el hilo fundamental de la historia, puesto que sin él no se sabría de los Nietos de Dios. En otro hilo narrativo tenemos a Gaizka Juaresti (época actual), un escritor que lee una carta de su abuelo que le cambiará la vida y que se sumergirá junto a Naiara en una búsqueda. El hilo que queda pertenece, por decirlo de una manera, a nuestros antepasados (año 2400 a.C.). Entre ellos se encuentra Zila, una joven que tiene bastante que contar.


*Aviso de que a partir de ahora pueden aparecer pinceladas con información que no se cuenta en la sinopsis. Si no quieres leerlo, pasa a la conclusión final.

Los personajes me han parecido geniales, cada uno con sus pros y contras que les hacen ser personajes reales y creíbles. Destacar el papel de Zila, ya que en ella encontramos un dilema moral que va más allá de errores y aciertos. El personaje de José me ha parecido ante todo enigmático y acogedor, siempre queriendo deshacer el misterio, pero pensando en los demás. Gaizka y Naiara son personajes más actuales y a los que seguramente entenderemos de manera más sencilla. El que menos me ha convencido es un personaje secundario llamado Aroa, no me la creí del todo.

He dicho antes que la novela tiene toques históricos, de historia real y de historia ficticia. Y es algo que había probado en anteriores ocasiones pero nunca lo había disfrutado como en esta ocasión. Los personajes viven en épocas muy diferentes, y eso se ve en cada página del libro, la ambientación histórica es realmente buena. Tiene partes que obviamente son ideas del autor, pero otras son reales -y sí, me he molestado en mirar algunas de las que no estaba segura-.

Algo de lo que tenía que hablar sí o sí en esta reseña es de la crítica social que hay detrás de las letras que leemos. No voy a desvelar el enigma, pero sí quiero escribir sobre el mensaje que transmite la novela. Se critican tantas cosas que me es difícil recopilarlas todas, algunas de ellas son: destrucción del hombre, calentamiento global, des-forestación, daño a la flora y a la fauna, y sobre todo, el daño terrible que hacemos cuando "nos creemos Dioses". Creo que todo ello es tan importante en nuestros días como respirar, porque nos estamos cargando el planeta, y es algo sobre lo que Ager reflexiona en la novela. Lo de "creerse Dioses" creo que cualquiera que lo haya leído lo entenderá.


*Fin de aviso

Lo más curioso que me ha pasado con este libro es que empecé con el miedo a que el "Dios" del título hiciera que el libro fuese demasiado religioso para mi gustó, y terminé con una idea de ese "Dios" totalmente diferente; es más, creo que el título está muy bien elegido.

En Los Nietos de Dios nos adentramos en una historia con un trasfondo bastante peculiar y de lo más interesante. Con personajes buenos y ambientación vertiginosa, Ager ha conseguido darnos una novela para disfrutarla. A veces me he sentido como Frodo Bolsón transportando el Anillo.


"-¿De veras pretendes que meditemos sobre civilizaciones antiguas y objetos voladores? (...). -Me conformo con que lo hagáis sobre nuestro futuro. Sobre nuestra forma de vida"

Totalmente recomendado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...